GRUPO JUSTE: UNA COMPAÑÍA FAMILIAR CENTENARIA QUE SUMA FUERZAS PARA MULTIPLICAR RESULTADOS

GRUPO JUSTE: UNA COMPAÑÍA FAMILIAR CENTENARIA QUE SUMA FUERZAS PARA MULTIPLICAR RESULTADOS

12 de mayo de 2020

Al igual que el 85% de las compañías en España, Juste es un grupo empresarial familiar. Actualmente se encuentra en la cuarta generación, algo que ya no es precisamente habitual, ya que solo sucede en el 1% de las ocasiones. De capital privado español, cuenta con casi 100 años de trayectoria en investigación, desarrollo y distribución de principios activos y especialidades farmacéuticas, y aporta una alta especialización en medios de contraste radiológicos y de resonancia magnética.

 

Como compañía química farmacéutica, la actividad del Grupo Juste está considerada en estos momentos como esencial y estratégica, y en este escenario la empresa ha asumido su responsabilidad para asegurar su producción durante el confinamiento por la alerta sanitaria. Para ello, el Grupo ha desplegado un plan completo de prevención y gestión en materia de salud y seguridad para las personas que forman parte de la compañía, plan que ha tenido como prioridad la protección ante los contagios y la conciliación familiar, así como el aseguramiento del empleo y de las finanzas de la compañía.

Este importante reto lo han logrado superar con la fundamental colaboración de todos los equipos, que “han demostrado un alto nivel de responsabilidad, solidaridad y generosidad”, según nos cuenta Álvaro Flores, su director de Recursos Humanos.

 

Las iniciativas solidarias son una constante en esta compañía desde hace varias décadas, ya que en Grupo Juste consideran que las empresas tienen la responsabilidad de aportar valor –y valores– a sus accionistas, empleados y al conjunto de la sociedad, y por eso promulgan una cultura que les permite desarrollar su papel como motor de cambio global, no solo a nivel económico, sino también como generador de bienestar social.

 

Esta cultura y estos valores orientados a la responsabilidad social empresarial son los que han llevado a Grupo Juste a participar en la iniciativa Empresas que Ayudan, de la Fundación CEOE. Ante la crisis sanitaria por el COVID-19 y la carencia de un producto tan esencial como el hidrogel alcohólico en el mercado, la empresa decidió producir esta solución para donarla a más de 100 centros de salud, hospitales, cuerpos y fuerzas de seguridad, residencias de la tercera edad y hogares de acogida, evidenciando así su “apoyo y agradecimiento a la importante labor desarrollada por estos colectivos”, destaca Flores.

 

“La fabricación del gel hidroalcohólico para su donación ha sido posible gracias a la creatividad y a la innovación de las personas que trabajan en la compañía”, ya que han tenido que reconvertirse para lograrlo. Sin embargo, la intención de la dirección es mantener el foco puesto en su actividad especializada en medios de contraste radiológico y resonancia magnética, para asegurar el suministro de los hospitales a nivel nacional e internacional, ya que exportan el 98% de su producción a los cinco continentes, y “para seguir siendo sostenibles y, de este modo, poder seguir realizando este tipo de colaboraciones y donaciones”, afirma el responsable de RRHH.

 

Respecto al papel que deben jugar las empresas en momentos complejos como el actual, desde Grupo Juste tienen claro que todas las ayudas son necesarias, y consideran que ante este difícil escenario, las compañías -de todos los tamaños y sectores- han demostrado que son capaces de reaccionar para encontrar soluciones. Incluso, de “sumar fuerzas para multiplicar los resultados, llegando más fuerte y mucho más lejos”. En su caso, por ejemplo, se han aliado con Enplast, otra compañía familiar, como Juste, que ha donado los envases para el gel hidroalcohólico que ellos han producido. Todo con un fin altruista y con el mismo objetivo: ayudar ante la crisis sanitaria.

Tras su experiencia, animan a todas las empresas a cooperar entre sí y apoyarse en estos momentos.

 

Y mirando al futuro, desde Grupo Juste afirman que la situación de volatilidad, incertidumbre, complejidad y ambigüedad (los conocidos como entornos VUCA) es una constante para las compañías. En su caso, como empresa familiar de casi 100 años de trayectoria, han tenido que reinventarse varias veces y establecer la estrategia empresarial adecuada a cada situación. Lo mismo que están haciendo ahora: analizar el entorno, valorar sus capacidades, aprender y emprender.

© 2020 Fundación CEOE. Diego de León, 50. 28006 Madrid · Tel. 919 100 486 · C.I.F. G-78125366
empresasqueayudan@fundacionceoe.es

Si continúas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar